viernes, 21 de mayo de 2010

Fin del mundo bipolar


La caída del muro de Berlín, el quiebre soviético y el desmantelamiento del bloque socialista pone fin a la separación del mundo en dos bloques lo que había caracterizado a la guerra fría.

En 1989 se sucedió una serie de transformaciones que sacudieron a Europa y el mundo. Se inicia una serie de movimientos independentistas en las naciones donde convivían culturas, idiomas y religiones distintas A la URSS ya analizada se agregan Checoslovaquia y Yugoslavia. En el primer caso la separación fue pacífica, creándose la República Checa y Eslovaquia en 1993. En el caso de Yugoslavia fue mediante un conflicto bélico cruel. De la desintegración de este país surgieron: Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Yugoslavia, Macedonia, Serbia y Montenegro.

Las Revoluciones de 1989 en Europa significaron el derrumbe de los sistemas socialistas y la pérdida de la zona de influencia que la URSS había construido tras la Segunda Guerra Mundial. Quedaba sólo Estados Unidos como la gran potencia mundial ante el fin del mundo bipolar. Entre 1989 y 1991, se llevó a cabo una serie reuniones y acuerdos entre Estados Unidos y la URSS que daban por terminado el conflicto que sostuvieron por muchos esos países: La Guerra Fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada